Para millones de personas en África subsahariana, la ganadería es indispensable. Sin embargo, a menudo se le culpa de dañar el medio ambiente y contribuir a las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Cambiando lo que los animales comen y mejorando las prácticas de manejo, los productores pueden transformar su producción de carne y leche, aumentando sus ingresos – y reduciendo la huella ambiental de los animales que crían.keep.

Nuestra investigación brinda una idea del impacto potencial de las variedades mejoradas de pastos forrajeros de alta calidad, resilientes a la sequía, llamados Brachiaria. Y si se logran generalizar, podrían ayudar a impulsar la producción de leche hasta en un 40% y generar millones de dólares para los productores lácteos de África oriental que luchan por salir adelante.

El Dr. Steven Prager, científico principal del CIAT y coautor del estudio, afirmó que se evaluaron los beneficios que podría traer para los productores lácteos de África oriental la adopción de nuevas variedades del pasto Brachiaria.

El análisis del CIAT se enfocó en la leche y los ingresos adicionales que los pequeños agricultores podrían generar para casi dos millones de pequeños productores lácteos en Kenia, Tanzania, Etiopía, Uganda, Ruanda y Burundi.

Se descubrió que invertir en la calidad de los forrajes – y en llevar nuevos forrajes a los agricultores – puede ser una inversión de bajo riesgo, pero que probablemente genere beneficios en el orden de decenas de millones de dólares.

Estas variedades fueron desarrolladas y han sido mejoradas mediante décadas de investigación por los fitomejoradores del CIAT para sobrevivir a condiciones de siembra hostiles, proporcionando al mismo tiempo beneficios nutricionales considerables para la ganadería.

Los agricultores podrían beneficiarse más de la creciente demanda de los consumidores por productos pecuarios en África oriental”, aseguró. “Nuestras investigaciones demuestran que los pastos Brachiaria podrían ser la piedra angular de los sistemas pecuarios productivos y resilientes que proporcionen rápidamente más leche e ingresos para los productores lácteos de pequeña escala.

¿Qué sigue?

  • Es necesario investigar formas para producir semilla de forrajes de calidad comercial en África. Esto permitiría disponer de semillas más económicas para los agricultores, y ayudaría a iniciar una industria casera para la producción de semilla comercial, ampliando los beneficios a más agricultores locales.
  • Estudios de impacto ex ante pueden ayudar a demostrar el impacto potencial de forrajes y prácticas de manejo mejorados en los sistemas pecuarios de áreas específicas. Estos pueden ayudar a orientar inversiones y el desarrollo de incentivos para lograr diversos impactos, desde impulsar la producción pecuaria hasta disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Investigaciones participativas adicionales pueden revelar qué forrajes crecen mejor bajo distintos regímenes de manejo, cómo integrarlos en los sistemas agrícolas y cómo estimular la adopción por parte de los agricultores.