Confrontados con rendimientos cada vez menores como resultado de prolongadas sequías, fuertes lluvias repentinas y olas frecuentes de frío, los agricultores de Ma, una aldea en el norte de Vietnam, han estado aprendiendo a usar sus preciosos recursos de manera que nada se desperdicie.

Hoāng Quōc Viet ya no se deshace del estiércol de búfalo quemándolo; en su lugar, lo trata con microorganismos efectivos (ME) – agentes procesadores químicos que aumentan el contenido de macro y micronutrientes del abono. Luego cría lombrices en el estiércol y con ellas alimenta a los pollos. Además usa el estiércol tratado como fertilizante para su arroz y yuca. Ahorra dinero en fertilizante y alimento para sus pollos, y los pollos, así como el arroz y la yuca, crecen muy bien.

Tran Trung Kien dejó de usar fertilizantes químicos en su huerta y en más de 200 árboles frutícolas hace más de un año. Mezcla los mismos ME con el estiércol de vaca y usa eso en su lugar. También ha empezado a confinar su ganado para evitar que se contagie de enfermedades cuando pastorea, y que no cause daños a los cultivos. Siembra pasto para alimentar a su ganado y para reducir la erosión en las tierras inclinadas.

Nguyen Thi Thu dejó de quemar las estacas de arroz después de la cosecha. Ahora las rocía con ME para usarlas como fertilizante para el arroz de la próxima temporada. Además de ahorrar dinero en fertilizantes, ella dice que su arroz tiene un sabor más dulce, mejor.

Estas son algunas de las tecnologías y prácticas seleccionadas por los agricultores de Ma, a través del trabajo del CIAT con el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS). El objetivo es poner a prueba distintos enfoques complementarios que puedan ayudar a los agricultores a ser más resilientes frente a riesgos climáticos y lograr que sus fincas sean más sostenibles. Ellos se dieron cuenta de que algo debía hacerse: el clima extremo e impredecible había afectado los patrones de cultivo; menos lluvias pero más intensas causaban graves deslizamientos, erosión del suelo y degradación; un mayor estrés por frío estaba matando más y más ganado cada año; y estaban surgiendo nuevas enfermedades en los cultivos. Todo esto ha afectado los rendimientos y los ingresos.

De una “canasta” de diez tecnologías y prácticas agrícolas sostenibles adaptadas al clima (ASAC), los agricultores escogieron y priorizaron aquellas que creyeron se ajustaban mejor a sus necesidades. El CIAT refinó un poco más la lista mediante un análisis de costo-beneficio y pruebas de escenarios, junto con ejercicios participativos de mapeo de tierras, para determinar cuáles serían puestos a prueba en ensayos en campo y cómo deberían implementarse.

La lista final de tecnologías y prácticas a ser ensayadas en Ma incluye:

  • cultivo intercalado de yuca con leguminosas
  • bordear las parcelas de yuca con franjas de pasto para proteger la fertilidad del suelo y evitar la erosión
  • la producción de arroz sostenible adaptada al clima
  • desarrollo de medios de vida de acacia para restaurar la fertilidad del suelo
  • manejo integral del agua para un mayor acceso a ella para la producción de arroz
  • sistemas pecuarios de corte y acarreo

Se han descubierto otros enfoques que son adecuados y ya han sido priorizados para pruebas. Entre ellos se encuentran las huertas integrales, vermiabono, criar aves en una “cama viviente” de aserrín tratado con ME para mejorar la salud de las aves y procesamiento de la paja de arroz para producir biofertilizante. Se iniciaron pruebas para varias de estas opciones en 2016; el resto serán evaluadas en 2017.

“El cambio climático se está moviendo demasiado rápido para la realización de pruebas secuenciales de prácticas ASAC individuales. Empaquetando varias juntas en territorios sostenibles adaptados al clima (TSAC) como Ma, podemos ayudar a los agricultores a pasarse más rápidamente a sistemas agrícolas sostenibles que sean más resilientes y productivos”, afirmó Vinh Bui, científico del CIAT y coordinador del proyecto TSAC de CCAFS en Vietnam.

En 2016, el CIAT lanzó una guía de agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC), “Towards climate resilience in agriculture for Southeast Asia: an overview for decision-makers” [Hacia la resiliencia al clima en la agricultura para el sureste asiático: panorama para los tomadores de decisiones], que hace referencia a una amplia gama de prácticas de ASAC y tecnologías demostradas de más de 700 fuentes. La acción de TSAC de Ma es realizada dentro del marco del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS).

Conozca más acerca de los Territorios Sostenibles Adaptados al Clima (TSAC) https://ccafs.cgiar.org