Diversidad de Forrajes Tropicales

Los forrajes abarcan una extraordinaria variedad de plantas herbáceas y arbóreas seleccionadas, en su mayoría, de especies gramíneas y leguminosas no domesticadas. Diversas gramíneas y leguminosas forrajeras tropicales, al proveer una valiosa fuente de alimento animal, ayudan a los productores a mejorar la producción de carne y leche y aumentar los ingresos rurales.

Una de las mayores y más variada colección de forrajes tropicales en el mundo es salvaguardada en el CIAT, con 23.140 materiales (127 géneros y 700 especies) a la fecha. Esta colección incluye 21.460 materiales de leguminosas y 1.680 materiales de gramíneas de 75 países.

Los forrajes tropicales también pueden ayudar a reducir la huella ambiental de la producción pecuaria, a través de la captura de carbono, la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y la restauración de tierras degradadas.

De hecho, los forrajes mejorados podrían también ser la opción más promisoria en la agricultura para la mitigación del cambio climático. Cuando las pasturas superiores se manejan adecuadamente, muestran un gran potencial para la captura de carbono, solamente superado por el de los bosques. Además, algunas gramíneas Brachiaria poseen una notable habilidad para suprimir la nitrificación, el proceso microbiano responsable por las emisiones de óxido nitroso, un gas de efecto invernadero 300 veces más potente que el CO2.

La colección del CIAT es una fuente invaluable para mejoradores de forrajes tropicales que buscan producir plantas resistentes a plagas y enfermedades, con altos rendimientos, alto valor nutritivo y tolerancia a suelos ácidos, sequía y anegamiento, o con otros rasgos disponibles en el diverso germoplasma.

Accesiones de Forrajes Tropicales

Materiales de leguminosas

Gramíneas

Países de origen

Diversidad de forrajes en fotos

Agricultores en una parcela comunitaria prueban diferentes forrajes. El alimento pecuario local no tiene los mismos valores nutricionales que las variedades mejoradas. Productores pecuarios en el distrito de Lushoto, en la región Tanga en Tanzania, están encontrando formas de impulsar la producción y disminuir el impacto ambiental, sembrando forrajes mejorados.

Una de las mayores y más variada colección de forrajes tropicales en el mundo es salvaguardada en el CIAT, con 23.140 materiales (127 géneros y 700 especies) a la fecha. Esta colección incluye 21.460 materiales de leguminosas y 1.680 materiales de gramíneas de 75 países. En la colección mantenida en el CIAT, hay materiales con características especiales como Cratylia argentea, Flemingia macrophylla, Stylosanthes guianensis var. pauciflora, que son tolerantes a la sequía, mientras otras como Brachiaria arrecta, Brachiaria mutica, Aeschynomene, Clitoria y Vigna son tolerantes a las inundaciones.

Sistemas pecuarios silvopastoriles en el departamento del Cauca en el suroccidente de Colombia. Investigadores del CIAT trabajan con ganaderos en la región para ayudar a incrementar la adopción del silvopastoralismo, que puede mejorar la productividad e ingresos, proteger y restaurar el suelo y reducir la emisión de gases de efecto invernadero de los sistemas pecuarios.

En la estación de investigación de Karama de 40 hectáreas verdes, el banco de germoplasma nacional de forrajes de Ruanda, crecen cultivos saludables de Brachiaria. La estación almacena un diverso rango de cultivares y especies de forrajes – existencias vitales de material genético de alta calidad para salvaguardar a los agricultores contra riesgos. El germoplasma, proveniente del banco de germoplasma del CIAT y de programas nacionales regionales, puede ser usado para combatir diferentes problemas.

Una agricultora en Vietnam recoge forrajes cortados que ella sembró al lado de su casa para alimentar a sus animales. Desde que usa forrajes mejorados y mejores técnicas de manejo de la producción pecuaria, como mejoras en su corral, ella ha potencializado sus ingresos significativamente. También ha reducido los costos domésticos – usando biogás para proveer electricidad.

Pruebas de diferentes variedades de forrajes como Brachiaria para resiliencia en sequías y rendimiento. La alimentación pecuaria local no tiene el mismo valor nutricional que las variedades mejoradas. Productores pecuarios en el distrito de Lushoto, en la región de Tanga en Tanzania están encontrando formas de impulsar la producción y disminuir el impacto ambiental, sembrando forrajes mejorados.

Sistemas pecuarios silvopastoriles en el departamento del Cauca al suroccidente de Colombia. Investigadores del CIAT trabajan con ganaderos en la región para ayudar a incrementar la adopción del silvopastoralismo, que puede mejorar la productividad e ingresos, proteger y restaurar el suelo y reducir la emisión de gases de efecto invernadero de los sistemas pecuarios.

Una agricultora en Vietnam recoge forrajes cortados que ella plantó al lado de su casa para alimentar sus animales. Desde que usa forrajes mejorados y mejores técnicas de gestión pecuaria, como mejoras en su corral, ella ha elevado sus ingresos significativamente.

Distribución del germoplasma de forrajes del CIAT desde el 1980

13.692 accesiones (90.624 muestras) distribuidas a 110 países

Copias de forrajes tropicales

Los bancos de germoplasma son vulnerables, expuestos no solo a catástrofes naturales y guerras, sino también a desastres evitables, como la falta de fondos. Algo tan mundano como un congelador que funciona mal puede arruinar una colección completa. Y la pérdida de una variedad de cultivo es tan irreversible como la extinción de un dinosaurio, animal o cualquier forma de vida. Es un riesgo que la humanidad no puede asumir. Por esta razón, el CIAT almacena duplicados (copias) de las muestras de semillas de las colecciones mundiales de cultivos en lo profundo de una montaña en una remota isla de Svalbard, a mitad de camino entre Noruega y el Polo Norte y en nuestro CGIAR Center socio en Texcoco, México.

%

de la colección de forrajes del CIAT están copiadas en Svalbard

%

de la colección de forrajes del CIAT están en el CIMMYT

Nuestro impacto

Los forrajes muestran potencial para aliviar la fuerte escasez de alimento en África y prolongar la revolución pecuaria. Estudios recientes del CIAT muestran la posibilidad de un 40% más en leche y decenas de millones de dólares en ingresos para los agricultores africanos que adopten la nueva gramínea resistente a la sequía.

El sector pecuario brasileño ha crecido a nivel nacional e internacional, gracias a una variedad de forraje pastoril que ha contribuido para reducir de 4 años a 20 meses, el tiempo que se requiere para criar ganado.

En América Latina, gramíneas Brachiaria superiores, muchas de ellas del CIAT, han sido ampliamente adoptadas y cubren un área estimada en 25.4 millones de hectáreas, generando grandes beneficios económicos.