Forjando la sostenibilidad alimentaria futura

CIAT en Perspectiva – 2017-2018

[TheChamp-Sharing]

[TheChamp-Sharing]

Construyendo sobre 50 años de investigación agrícola
para el desarrollo

Mensaje del Presidente de la Junta Directiva, Geoffrey Hawtin, y el Director General, Ruben Echeverría

El Presidente Santos de Colombia entrega al Presidente de la Junta Directiva del CIAT, Geoffrey Hawtin, y el Director General, Ruben Echeverría, la Orden Nacional al Mérito en grado de Cruz de Plata durante la celebración del 50 aniversario del CIAT (nov. 2017).

El CIAT, partiendo de 50 años de éxito en la generación y el posicionamiento estratégico de conocimiento para mejorar las prácticas agrícolas, reducir la pobreza y el hambre, y mejorar la nutrición humana, continúa asumiendo un rol clave para enfrentar los retos más apremiantes del mundo relacionados con la agricultura, el desarrollo y el medio ambiente. Durante nuestras recientes celebraciones del 50 aniversario, una y otra vez, escuchamos a socios, colaboradores y colegas referirse a nuestra habilidad para adaptarnos e innovar. Esto es claramente algo que distingue el enfoque del CIAT hacia la investigación para el desarrollo.

Un vistazo

El CIAT es uno de los 15 Centros de Investigación de CGIAR

 

El CIAT lidera los siguientes Programas y Plataformas de Investigación:

                

El CIAT contribuye además a: Bosques, Árboles y Agroforestería | Ganadería | Arroz | Raíces, Tubérculos y Banano

Presencia mundial del CIAT

PAÍSES

EMPLEADOS

OFICINAS

PROYECTOS ACTIVOS

La investigación colaborativa del CIAT ha generado 39.000 millones de dólares en beneficios económicos en 50 años
Las inversiones del CIAT y sus socios (columnas del lado izquierdo) han generado altos beneficios económicos (columnas del lado derecho). Todas las cifras están dadas en dólares estadounidenses de 2011.
El banco de germoplasma del CIAT conserva y comparte las mayores colecciones mundiales
de fríjol, yuca y forrajes tropicales

VARIEDADES DE FRÍJOL

VARIEDADES DE YUCA

VARIEDADES DE FORRAJES TROPICALES
Una copia de seguridad del 94% de las colecciones de fríjol del CIAT y del 92% de sus colecciones de forrajes se conserva en la “Bóveda de semillas del juicio final” a 120 metros de profundidad en una montaña del archipiélago noruego de Svalbard. El despacho más reciente a Svalbard se realizó en febrero de 2018 con ocasión del décimo aniversario de su bóveda de semillas #SeedVault10.
El banco de germoplasma del CIAT envió 8.350 muestras a 24 países en 2017
Ampliar el mapa para visualizar más detalles.

Fríjol Yuca Forrajes Múltiples
4236 variedades (7705 muestras) distribuidas a 16 países 54 variedades (66 muestras) distribuidas a 6 países 536 variedades (579 muestras) distribuidas a 10 países Combinaciones de muestras de fríjol, yuca y forrajes. Desplazar el cursor sobre los círculos para mayor información.
El CIAT liberó 11 nuevas variedades de cultivos en 2017

Fríjol Yuca Arroz
4 variedades liberadas en Guatemala, Nicaragua y Ruanda 3 variedades liberadas en Colombia 4 variedades liberadas en Colombia, República Dominicana, Ecuador y Panamá
En 2017, el CIAT generó 273 publicaciones

El CIAT en la prensa mundial

Personajes

Dos científicos del CIAT, Louis Verchot y Ngonidzashe Chirinda, están entre los principales autores de los tan esperados informes del IPCC

El Dr. Louis Verchot, director del Área de Investigación del CIAT en Suelos y Paisajes para la Sostenibilidad, se unió a expertos de 52 países como autor principal del Informe Especial sobre Cambio Climático y Tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y el Dr. Ngonidzashe Chirinda, especialista del CIAT en suelos, también se desempeña como autor principal con un grupo de científicos que trabaja en un nuevo informe de metodología que ayudará a refinar las Directrices del IPCC de 2006 para los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero. Las directrices mejoradas ayudarán a los países a cumplir su compromiso con el Acuerdo de París de 2015 para limitar el aumento de la temperatura promedio mundial a 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Los informes de valoración del IPCC son ampliamente reconocidos como el resumen más acreditado del estado del conocimiento sobre cambio climático, sus impactos actuales y potenciales a futuro, y las posibilidades de adaptarse al cambio y reducir las emisiones. Se espera que tanto el informe especial del IPCC y las directrices actualizadas sobre inventarios nacionales de GEI estén disponibles en 2019.

Julián Ramírez y Daniel Jiménez del CIAT reciben prestigioso premio de la ONU en la COP23 de la CMNUCC

Los Dres. Ramírez y Jiménez recibieron uno de los codiciados premios de las Actividades Faro 2017 de Impulso para el Cambio entregados por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) durante una ceremonia de premiación en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP23) en Bonn, Alemania. El premio fue otorgado en la categoría de Soluciones de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (TIC) y lo recibieron en representación de un grupo de más de 30 investigadores del CIAT y CCAFS, que trabajan en TIC para beneficiar a los pequeños agricultores. En particular, desarrollan proyecciones agroclimáticas para los agricultores empleando técnicas de big data (inteligencia y minería de datos). Este enfoque revolucionario se conoce como servicios climáticos. Desde 2013, el equipo ha trabajado con instituciones gubernamentales a nivel nacional y local, asociaciones nacionales de productores y agencias meteorológicas en América Latina, en especial en Colombia y Honduras, para brindar asesoría a los agricultores acerca de qué cultivos sembrar y cuándo. Esto ha permitido a los agricultores optar por la acción que mejor se ajusta a sus necesidades. Hasta ahora, esta labor ha llegado a aproximadamente 300.000 agricultores en los dos países.

Daniel Debouck del CIAT recibe el máximo reconocimiento de Bélgica por 40 años de labor científica

El Dr. Daniel Debouck recibió en julio de 2017 la Orden de Leopoldo, el máximo reconocimiento que otorga el Reino de Bélgica. El Dr. Debouck es el experto mundial en germoplasma de Phaseolus, fríjol común. En sus casi 40 años de labor, una gran parte como líder del Programa de Recursos Genéticos del CIAT, ha colectado 3.900 nuevas variedades de flora en 38 expediciones en 11 países de América Latina y ha descubierto 14 nuevas especies. Algunas de las especies que colectó son nuevas para la ciencia y claves para los esfuerzos de fitomejoramiento actuales y futuros. Una especie de fríjol fue además bautizada en su nombre como Phaseolus debouckii en “Phytotaxa”, una revista taxonómica. El Dr. Debouck fue el primero en descubrir esta especie durante una expedición de campo en Perú en 1989 y su singularidad fue confirmada recientemente. El nombre honra al Dr. Debouck por sus contribuciones académicas, y colectas extensas y sistemáticas de Phaseolus silvestres y domesticados por toda América. Además de su experticia en Phaseolus, el Dr. Debouck es uno de los principales expertos técnicos en conservación de la agrobiodiversidad.

Asimismo, el Dr. Debouck recibió en febrero de 2018 el Premio Legado inaugural del Crop Trust que reconoce a los “guardianes mundiales” de la diversidad de cultivos.

Exmiembro de la Junta Directiva del CIAT Profesora Ruth Oniang’o coganadora del Premio de la Alimentación África 2017

La prof. Ruth Oniang’o, exmiembro del Parlamento de Kenia y destacada defensora de la nutrición en África, se desempeñó como miembro de la Junta Directiva del CIAT de 2012 a 2015. La prof. Oniang’o es la coganadora del Premio de la Alimentación África 2017, junto con la empresaria agrícola Maïmouna Sidibe Coulibaly, de Malí. El dúo recibió el premio en la ceremonia de apertura del VII Foro de la Revolución Verde Africana por sus contribuciones sobresalientes a la agricultura y la producción alimentaria hacia la sostenibilidad alimentaria futura en África. Trabajando en diferentes extremos de las cadenas de valor agrícolas, su labor ha abordado múltiples retos para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional en todo el continente. Ambas compartirán el dinero del premio de US$100.000.

La prof. Oniang’o, actualmente editora jefe y fundadora del African Journal of Food, Agriculture, Nutrition and Development (AJFAND), es reconocida como una voz líder en el tema de nutrición. Sus investigaciones científicas para avanzar en la productividad agrícola se combinan con una profunda comprensión de los retos que enfrentan los agricultores, especialmente las mujeres, y ha trabajado con comunidades y formuladores de políticas para mejorar el acceso a cultivos de mayor rendimiento y mercados.

[Novedades] Ciencia y Alianzas

Gramíneas forrajeras Brachiaria pueden reducir las emisiones de N²O en un 60%

Ya sabíamos que las Brachiaria tenían la capacidad de fijar nitrógeno (N) gracias a un componente que liberan sus raíces llamado brachialactone, que evita la conversión de N en óxido nitroso (N2O) – un gas de efecto invernadero 300 veces más potente que el dióxido de carbono. El proceso es llamado inhibición biológica de la nitrificación (IBN) y atrapa N en el suelo en una forma que las plantas pueden usar como nutriente. Lo que no sabíamos es exactamente cuánto nitrógeno podía fijar la gramínea. Un experimento que involucra la aplicación de orina de vaca – que es naturalmente alta en nitrógeno – en parches sembrados con diferentes tipos de Brachiaria reveló que las Brachiaria altas en IBN emitían un 60% menos de N2O que las plantas bajas en IBN. Atrapar cantidades de nitrógeno en el suelo gracias a la IBN podría ahorrarles dinero a los agricultores en fertilizantes, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las fincas y mejorar la salud del paisaje simultáneamente. Y si bien el brachialactone es único para las Brachiaria, la IBN no lo es. Los científicos en todo CGIAR están buscando develar la capacidad para la IBN en cultivos de primera necesidad, incluidos trigo y sorgo, con beneficios potencialmente importantes a nivel mundial.

La huella genética del ADN revela exactamente quiénes y por qué los agricultores emplean yuca mejorada

Científicos del CIAT recientemente usaron la huella genética del ADN, que analiza las características genéticas o la identidad única de los organismos, en este caso de la yuca, para obtener un panorama más claro de la adopción de variedades mejoradas por el CIAT y, en últimas, brindar una mejor asesoría a los agricultores sobre cómo manejar mejor sus cultivos. Junto con la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), el CIAT ha producido 16 variedades mejoradas de yuca durante los últimos 8 años. Los investigadores colectaron 434 muestras de tallos de 217 agricultores en el departamento del Cauca, Colombia, e identificaron mediante técnicas de huella genética del ADN 120 variedades, 9 de las cuales eran variedades mejoradas de yuca. El estudio reveló discordancias en el uso percibido y el uso real de las variedades nativas vs. la yuca mejorada. Cerca del 17% de los hogares encuestados manifestaron estar cultivando variedades mejoradas, pero el perfil de ADN reveló que cerca del 9% realmente lo hacía. La huella genética del ADN nos permite cuantificar de una mejor manera el impacto del CIAT y contribuirá a mejorar las estrategias de difusión de variedades mejoradas.

 

Nueve lecciones para orientar a los formuladores de políticas y extender la agricultura sostenible adaptada al clima

La agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC) y sus principios han logrado bastante impulso en la esfera política durante la última década. No obstante, la implementación de innovaciones exitosas a una mayor escala en los distritos e incluso naciones sigue siendo un reto. En una nueva serie de nueve documentos síntesis publicados en 2017 por el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), liderado por el CIAT, exploramos innovaciones exitosas en prácticas ASAC, que cumplen con los tres pilares: productividad, mitigación y adaptación, abordando al mismo tiempo múltiples factores complejos que fundamentan la ciencia climática. Nuestras lecciones pueden orientar a tomadores de decisiones y priorizar inversiones limitadas en clima para lograr un máximo impacto al menor costo, dirigiendo los esfuerzos a grupos vulnerables. Las lecciones, recopiladas en el proyecto “Elevar la seguridad alimentaria y la resiliencia de sistemas agropecuarios en África oriental mediante la adopción a gran escala de prácticas agrícolas sostenibles adaptadas al clima” en Uganda y Tanzania, son aplicables a nivel mundial y ya han sido usadas para extender prácticas exitosas hacia un grupo más amplio de beneficiarios. Ver las lecciones

Una nueva Red de Leguminosas Forrajeras en Asia ayuda a diversificar sosteniblemente los sistemas agropecuarios tropicales

Investigadores de ocho países asiáticos – Bangladesh, Birmania, Camboya, China, Filipinas, India, Laos y Vietnam – se reunieron el 12 y 13 de diciembre de 2017 en la ciudad de Haikou, China, para conformar la Red de Leguminosas Forrajeras de Asia. Esto en respuesta a la creciente presión para que los sistemas agropecuarios en Asia produzcan más sin causar perjuicios adicionales al medio ambiente. A medida que los suelos se deterioran y se disminuye su capacidad de proporcionar el nitrógeno que los cultivos necesitan, la fijación de nitrógeno de la atmósfera resulta algo muy importante en la agricultura. Y los agentes más importantes fijadores de nitrógeno en los sistemas agrícolas son las asociaciones simbióticas – mutuamente benéficas – entre cultivos, leguminosas forrajeras y rhizobia – las bacterias fijadoras de nitrógeno que se alojan dentro de los nódulos de las raíces de las leguminosas. Además de fijar el nitrógeno atmosférico (N), las leguminosas sembradas de forma intercalada contribuyen a mejorar el contenido de carbono en el suelo a través de las hojas y los sistemas de raíces que quedan en el campo después de la cosecha. Cuando se utilizan como abono verde, las leguminosas multipropósito ayudan a mitigar la erosión del suelo proporcionando una mejor cobertura a la superficie. Más allá de facilitar la salud del suelo, cuando se utilizan como forrajes, las leguminosas brindan alimento de alta calidad para animales. La red busca avanzar en la comprensión de la fijación biológica del nitrógeno y su promoción dentro de la región.

 

El cambio climático y la disminución de abejas amenazan la caficultura en Nicaragua y Honduras

Por primera vez, un estudio analiza la relación entre café, abejas y cambio climático. Sabíamos que las temperaturas en aumento y las constantes variaciones en los patrones de precipitación causadas por el cambio climático podrían reducir la aptitud de las tierras para la caficultura en América Latina – la mayor región productora de café en el mundo – hasta en un 88% hacia 2050. Sin embargo, el estudio proyecta pérdidas mucho más grandes en la aptitud del café que valoraciones anteriores, con los mayores índices proyectados para Nicaragua y Honduras. Esto debido a que las abejas, que polinizan el café, también sufrirán el impacto del cambio climático, y es posible que sus poblaciones disminuyan incluso en áreas caficultoras que probablemente continúen siendo aptas para el café. Sin los servicios que las abejas brindan a través de la polinización, los rendimientos del café disminuirán, y esto afectará directamente los ingresos de miles de pequeños agricultores vulnerables y a la cadena de suministro de café en general. Los modelos creados para lograr estas proyecciones son una herramienta valiosa para aportar recursos de información para la formulación de políticas y dirigir esfuerzos hacia prácticas apropiadas de manejo como la conservación de bosques y estrategias para generar sombra.

Uso de big data para llevar los sistemas alimentarios hacia dietas sanas y sostenibles en Kenia y Vietnam

Una nueva iniciativa del CIAT financiada por el Instituto Graham para la Sostenibilidad en la Universidad de Michigan está empleando enfoques de big data (inteligencia y minería de datos) para contribuir a la toma de decisiones mejor informadas para elevar la sostenibilidad de las dietas. El CIAT e investigadores en la Universidad de Michigan han definido las dietas sostenibles como aquellas que “protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas; son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles; nutricionalmente adecuadas, seguras y saludables; al tiempo que optimizan los recursos naturales y humanos”. La iniciativa busca generar análisis introspectivos sobre el proceso de políticas en Kenia y Vietnam, incluida la identificación de mecanismos prospectos de potenciación de políticas que puedan ser efectivos para llevar los sistemas alimentarios hacia la sostenibilidad. Asimismo, nos ayudará a entender, desde el nivel del consumidor hasta el nivel regional y hasta llegar al nivel global, cómo se producen los alimentos y cómo terminan en el plato del consumidor.

El CIAT y Corpoica fortalecen su cooperación en Colombia

Centros internacionales de investigación agrícola como el CIAT tienen el mandato de formar capacidades en investigación nacional en los países en donde trabajan. Sin estas capacidades entre los institutos nacionales de investigación, universidades, asociaciones de productores, sector privado y otros, no podemos alcanzar los ambiciosos impactos por los que luchamos. En aras de este objetivo, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) y el CIAT han forjado una alianza exitosa que continúa fortaleciéndose con el transcurso del tiempo. Bajo un principio de subsidiariedad (el CIAT complementa pero no sustituye las agencias nacionales locales), Corpoica y el CIAT han venido implementando investigaciones conjuntas en Colombia y recientemente han creado un programa compartido que incluye visitas y sesiones de trabajo para construir confianza entre sus respectivos grupos de empleados y asegurar una colaboración futura. Es esa cooperación y esfuerzos conjuntos los que materializarán todo el potencial de la investigación en Colombia.

Más información:

El CIAT pone en marcha eje de integración regional de conocimientos para apoyar la acción frente al cambio climático en Asia

A medida que un número creciente de organizaciones en Asia emprenden iniciativas para abordar las consecuencias del cambio climático, nuestros conocimientos sobre el tema y cómo afecta la agricultura en varios países se han ampliado bastante. Sin embargo, el reto – en especial para los tomadores de decisiones en los gobiernos, sector privado e instituciones de desarrollo – es cómo escudriñar esta información y asegurar que sus planes se basen en evidencia científica que les sea relevante. El Eje de Políticas Climáticas aborda este tema generando evidencia robusta para los países en Asia, para ayudar en el desarrollo de políticas y decisiones sobre inversión relacionadas con la mitigación y adaptación al cambio climático. El paquete de servicios ofrecidos incluye diagnósticos agroecosistémicos, ejercicios de mapeo y modelación, y análisis económicos y de políticas, para contribuir en la implementación de las acciones más efectivas y eficientes en costos.

Aumento de 25% en rendimientos de cultivos en África gracias a la aplicación de pequeñas cantidades de micronutrientes

Un nuevo estudio demuestra que agregar diminutas “micro” cantidades de ciertos nutrientes al suelo podría impulsar los rendimientos de los cultivos en África hasta en un 25%. Las plantas necesitan macronutrientes – como nitrógeno, potasio y fósforo, a menudo agregados en grandes cantidades al suelo en forma de fertilizantes – para desarrollarse de manera adecuada. Los macronutrientes ya pueden casi que duplicar los rendimientos de maíz en África, según la literatura estudiada. Sin embargo, lo que muestran nuevas investigaciones es que, agregando también micronutrientes – nutrientes que se requieren en microcantidades como hierro y zinc – los rendimientos podrían aumentar en un 25% más por encima de esa cifra. Los cultivos absorben cada vez menos nutrientes vitales para su desarrollo, debido a la erosión o degradación del suelo – de modo que agregar combinaciones de micro y macronutrientes es una manera de restaurar el equilibrio. Ahora se deben llevar a cabo más investigaciones para descubrir cómo, y en dónde, se pueden aplicar los nutrientes adecuados para aumentar los rendimientos.

Un nuevo convenio permitirá recopilar datos sobre el agua para el manejo sostenible del recurso en Honduras

Honduras es el país con una de las mayores reservas de agua de Centroamérica. Sin embargo, la mayoría de sus cuencas hidrográficas muestran vacíos de información acerca de la oferta y la demanda, lo cual impide el uso eficiente de los recursos hídricos del país. Una iniciativa de la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente+) y el CIAT busca desarrollar tecnologías y técnicas de última generación para manejar los datos relacionados con el agua que puedan apoyar la gestión integral de este recurso. El objetivo de la iniciativa es aportar recursos de información para la toma de decisiones y formulación de políticas a nivel nacional, como la implementación del Plan Maestro Agua, Bosque y Suelo, promovido por el gobierno nacional, que busca establecer paisajes productivos empleando sistemas agroforestales. Los resultados de la iniciativa ayudarán a guiar las inversiones provenientes de los municipios, gobiernos nacionales y agencias de cooperación internacional en conservación de agua y mayor acceso al agua potable y sistemas de riego.

El CIAT y la India expanden cooperación en el sur de Asia

El CIAT y el Consejo de Investigación Agrícola de la India (ICAR) firmaron un plan de trabajo por tres años, que pone en marcha un conjunto más extenso de actividades de investigación y formación de capacidades entre las dos organizaciones. ICAR es el máximo órgano de la India para coordinar, guiar y gestionar la investigación y la educación en agricultura en el país. Con 101 institutos de ICAR y 71 universidades agrícolas, es una de las mayores redes agrícolas nacionales en el mundo. Bajo el nuevo plan de trabajo 2017–2020, ICAR y el CIAT han acordado expandir el alcance de la colaboración cubriendo cinco áreas temáticas clave: agregar valor a la yuca; forrajes y sistemas pecuarios; paisajes agrícolas y ecología del suelo; sistemas alimentarios y cadenas de valor; y cambio climático y servicios ecosistémicos.

El camino hacia una agricultura sostenible adaptada al clima

En 2017, se publicaron nuevos perfiles de agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC) para cinco países asiáticos: Bangladesh, Bután, Filipinas, Nepal y Pakistán, así como para tres países africanos: Mozambique, Tanzania y Zambia. Los perfiles resumen los retos e impactos en la agricultura de cada país debido al cambio climático, y enumera prácticas ASAC, políticas relevantes y oportunidades de financiamiento para extender la promoción y adopción de intervenciones ASAC a lo largo de cadenas de valor específicas y en diferentes regiones agroecológicas. El Banco Mundial, por ejemplo, está desarrollando un plan de inversión sostenible adaptado al clima en Bangladesh, en donde se están modelando las tecnologías ASAC identificadas en el perfil del país bajo el criterio de impacto usando escenarios simulados de producción a nivel nacional. Adicionalmente, si vamos a alcanzar la meta de un aumento máximo de 2 grados centígrados enmarcado en el Acuerdo de París, las emisiones del sector agropecuario tendrán que reducirse en 1 gigatonelada de dióxido de carbono equivalente por año hacia 2030. Las intervenciones actuales solamente pueden lograr entre un 21 y 40% de esta meta. Los perfiles nacionales también pueden facilitar el cambio transformador que se requiere en el sector agropecuario.

PestDisPlace: una nueva aplicación para rastrear plagas y enfermedades de las plantas

Lanzada en 2017, PestDisPlace es una aplicación de fuente abierta que consolida información diversa sobre plagas y enfermedades de yuca, fríjol, arroz y forrajes para ayudar a ubicar brotes en desarrollo. La aplicación señala en dónde se ha reportado una plaga o enfermedad y emplea un sistema de código de colores para mostrar si el brote reportado ha sido confirmado oficialmente, brindando información genética cuando esta se encuentra disponible. La información también permite a los expertos y autoridades gubernamentales actuar de manera rápida y eficiente para combatir el brote. Los datos actualmente provienen de observaciones en Argentina, Perú, Colombia, Camboya y Vietnam, que han sido aprobadas para difusión al público por parte de investigadores de instituciones socias. En el futuro, los científicos desean crear una red de laboratorios que compartan sus resultados en línea en tiempo casi real con el fin de mejorar la comunicación hacia las agencias públicas y otras organizaciones responsables de hacer frente a los brotes de plagas y enfermedades en los cultivos. Una versión de la aplicación para teléfonos inteligentes también se encuentra en desarrollo.

Suelos de tierras agrícolas como sumideros de carbono – o cómo eliminar 7 mil millones de toneladas de CO2 de la atmósfera cada año

Una nueva investigación muestra que dando un mejor manejo al suelo de las tierras agrícolas, la cantidad de carbono almacenada en los 30 centímetros de la parte superior del suelo podría aumentar 0.9 a 1.85 gigatoneladas adicionales cada año. Esto es equivalente al carbono emitido a nivel mundial por el sector transporte (1.87 gigatoneladas); y equivalente a 3–7 mil millones de toneladas de CO2, que se podrían eliminar de la atmósfera. Las prácticas mejoradas incluyen, entre otras, el uso de compostaje o abono (verde), mantillo en el suelo, cero labranza, cultivos de cobertura y otras soluciones regenerativas y climáticas naturales, como la agroforestería. Pero la pregunta es: cómo podemos liberar este potencial. Cualquiera que sea la solución a la que lleguemos para convertir los suelos en sumideros de carbono, debe ser compatible con las realidades de los agricultores. La captura de carbono debe impulsar la productividad y eficiencia de la finca sin agregar un estrés adicional a los recursos de la finca, finanzas o cargas de trabajo de hombres y mujeres. El pagar a los agricultores para manejar mejor sus tierras, o brindar algún tipo de incentivo financiero tendrá que ser una opción si vamos a abordar con seriedad el cumplimiento de nuestras metas frente al clima.

Guiando los sistemas alimentarios hacia la igualdad y la sostenibilidad

Generando mejores cultivos

Súper fríjoles ayudan a aliviar el hambre de refugiados de Sudán del Sur en Uganda

Cómo pueden bancos de germoplasma como
Semillas del Futuro contribuir a dietas sanas y un futuro más saludable

La investigación colaborativa del CIAT ha generado US$39.000 millones en beneficios económicos para países en América Latina, África y Asia en los últimos 50 años

La edición de genomas acelera el fitomejoramiento

Mejorando la resiliencia y la sostenibilidad

Blindando la agricultura contra el clima: el caso de la caficultura en Vietnam y el cacao en Ghana e Indonesia

Terra-i del CIAT, aliada de Camboya para combatir la deforestación

Influenciando la política climática en Asia, por Godefroy Grosjean, líder del Eje de Políticas Climáticas

Filipinas y el CIAT forjan la resiliencia de las comunidades agrícolas ante el cambio climático

Afinando las cadenas de suministro alimentario

La yuca brinda nuevas oportunidades económicas en Centroamérica

Poniendo alimentos asequibles y nutritivos al alcance de los pobres en Kenia y Uganda

Promoviendo la seguridad alimentaria y dietas más saludables

Consumir frijoles ricos en hierro mejora la memoria y el período de concentración en las estudiantes universitarias en Ruanda

Sentando las bases para unas dietas más saludables en Cali, Colombia

Entendiendo el cambio en la dieta mundial

Noticias destacadas

¿Es big data* la respuesta?

Digitalizar la agricultura para que sea más inteligente

Noticias destacadas

A pesar de su rol fundamental, la agricultura se ha quedado rezagada frente a otros sectores en el desarrollo e implementación de herramientas digitales. Un informe reciente preparado por la firma de consultoría gerencial McKinsey & Company descubrió que, incluso en las economías industrializadas como la de Estados Unidos, el sector agrícola se ubica en el puesto 23 de 25 industrias en la digitalización, y el ritmo de adopción es lento. Cuando se trata de países de bajos y medianos ingresos, parece que estas innovaciones tienen una fuerza incluso menor.

Si el sector agrícola ha de superar los retos actuales para aumentar la productividad, adaptarse al cambio climático, implementar soluciones sostenibles a nivel ambiental y, en últimas, lograr la seguridad alimentaria para el futuro, debe ser más inteligente. Debe volverse digital.

*Inteligencia y minería de datos

Un nuevo mapa de ruta para el CIAT en África

Noticias destacadas

Un nuevo mapa de ruta presentando la visión estratégica del CIAT para África 2017–2020 fue dado a conocer en 2017. El documento resalta el objetivo de la organización en la región: promover una agricultura más productiva y rentable, y dietas más saludables sin que ello signifique un costo ambiental, brindando una base científica para inversiones y políticas de desarrollo.

“Si bien África subsahariana está experimentando una rápida transformación, con la intensificación de la agricultura en parcelas más pequeñas de tierra y con la urbanización que afectan la innovación agrícola en las zonas rurales, el cambio representa grandes oportunidades para el continente”, dijo el Director Regional del CIAT para África, el Dr. Debisi Araba.

El mapa de ruta parte de cuatro temas para guiar el progreso agrícola en África.

Impulsando la agricultura como un factor clave para la paz duradera en Colombia

Noticias destacadas

El conflicto armado en Colombia, que duró más de 50 años, dejó un balance de casi 6.9 millones de personas desplazadas internamente, el 87 por ciento de las cuales provenían del campo.

A finales de 2016, el Gobierno de Colombia, liderado por el Presidente Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) firmaron un acuerdo de paz histórico. El acuerdo final incluye una reforma agraria integral como uno de sus ejes temáticos. Una vez Colombia logre la paz duradera, se espera que su tasa de crecimiento económico anual crezca en un 1.1 a 1.9 por ciento.

El escenario posconflicto brinda una oportunidad única para que el CIAT apoye a Colombia, su país anfitrión, ofreciendo apoyo científico y asistencia técnica a través de varios enfoques estratégicos.

Acerca del CIAT

Progresando como institución

Un nuevo sistema fotovoltaico solar suministrará el 20% de la energía total del CIAT

Con el objeto de reducir su huella ambiental y costos operativos, el CIAT inauguró en 2017 un parque de energía solar para autogenerar energía, el cual suministrará el 20% de su consumo de energía total en su sede principal.

Se instalaron un total de 2.820 paneles fotovoltaicos en un área de 14.400 m2, con una capacidad de generar 902.4 kilovatios, que permitirán reducir los costos de energía en un 12%, un ahorro equivalente a COP$46 millones al año.

Las celdas fotovoltaicas están construidas con materiales de primera y segunda generación, lo que le permite al sistema tolerar altas temperaturas y condiciones de cielo nublado.

El sistema de energía solar reducirá las emisiones de dióxido de carbono en 496 toneladas al año, el equivalente a sembrar 1.774 árboles maduros.

“La inauguración de este tan esperado proyecto nos brinda una gran oportunidad de promover la sostenibilidad en el uso de energía en nuestra propia casa. Esperamos en el futuro ampliar el programa y poder así cubrir una mayor parte de nuestras crecientes necesidades energéticas”, manifestó el Director del CIAT, Ruben Echeverría.

Más información:

Enfoque en Monitoreo, Evaluación y Aprendizaje

A medida que aumenta la interconectividad entre la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental, el CIAT tiene el compromiso de fortalecer su habilidad para proyectar mejor las tendencias futuras y respuestas relevantes, y especialmente para rastrear y demostrar resultados.

Ambas son claves para informar la programación y la inversión estratégicas. Es por ello que en 2017, el CIAT se involucró más en el análisis de prospección y en la evaluación de impacto.

Complementando esas inversiones y partiendo de métodos de monitoreo establecidos, herramientas y experiencias en CGIAR, el equipo de Monitoreo y Evaluación (M&E) en el CIAT trabajó con los distintos programas para detallar explícitamente su teoría de cambio como una forma de entender y discutir la relación entre el impacto que se pretende, la investigación que producimos con nuestros socios y sus resultados.

Una herramienta sencilla y fácil de usar de informes programáticos y gestión de conocimiento llamada CIAT-MARLO (Manejo de la Investigación Agrícola para Aprendizaje y Resultados, por sus siglas en inglés) ayudará a recopilar e integrar la información. MARLO brindará la base para una mejor gestión de los programas y será instrumental en el fortalecimiento de la cultura inherente de aprendizaje dentro del Centro, para reflexionar, discutir sobre los éxitos y los fracasos, documentar lecciones aprendidas y permitirnos ajustar planes de modo que continuamente mejoremos la calidad de los programas del CIAT y su desempeño.

Manejo de bienes intelectuales en el CIAT

Todo lo que descubrimos, generamos, creamos o producimos usando nuestro intelecto en el CIAT o que es patrocinado por el CIAT como parte de las actividades de investigación, desarrollo, capacitación o difusión recibe el nombre de bienes intelectuales.

Con esto en mente, nuestros bienes intelectuales son lo que los rollos de pan y las tortas son para una panadería – son justo el núcleo de nuestra organización. El CIAT está estructurado para generar bienes intelectuales que, si se manejan de manera adecuada, puedan ayudar a cumplir la meta de contribuir para que los agricultores mejoren la eco-eficiencia en la agricultura y contribuyan a forjar la sostenibilidad alimentaria futura.

La clave entonces es cómo manejar adecuadamente nuestros bienes intelectuales para lograr nuestros objetivos. Un elemento crucial en todos nuestros esfuerzos es los socios, y los productos y en últimas los resultados que el CIAT puede obtener trabajando con ellos. Si consideramos y definimos inicialmente en nuestros proyectos colaborativos los tipos de bienes y los términos que aplicarán para el uso de aquellos bienes que nosotros y nuestros socios prospecto aportarán, así como los términos que aplicarán para el uso de los bienes resultantes, durante la vida del proyecto y después de que termine, estaríamos estableciendo las bases para una vía de impacto. Nuestro índice de éxito en el logro de resultados positivos y, finalmente, el impacto deseado dependerán de qué tan bien establezcamos las normas de “dar y recibir” que tienen lugar en un proyecto colaborativo y de su habilidad para contribuir a las personas que buscamos beneficiar.

Propiedad intelectual es la herramienta que usamos en el CIAT para enmarcar las normas para manejar los bienes intelectuales en nuestro trabajo colaborativo. Siguiendo y adaptando las políticas y principios de CGIAR, en 2017 y 2018 hemos diseñado y puesto en funcionamiento políticas internas y mapas de ruta que guían aspectos como los términos de benchmark para incorporar al sector privado en esfuerzos de investigación para el desarrollo y la difusión (R&D2) y cómo difundir nuestros productos de información, teniendo en cuenta aspectos como la autoría. Trabajando en estrecha cooperación, por ejemplo, con la Oficina de Subvenciones del CIAT, nos aseguramos que nuestros planes para el manejo de la propiedad intelectual en las propuestas presentadas cumplan las expectativas de los donantes y los valores de nuestra organización. En asocio con la Oficina de Administración de Proyectos, evaluamos los términos propuestos por los donantes y los acuerdos con socios relacionados con los proyectos y negociamos las modificaciones según sea necesario de forma que el CIAT pueda generar los resultados esperados, seguir haciendo R&D partiendo de los productos logrados y los pueda difundir para lograr los beneficios previstos. Hacemos lo mismo cuando los investigadores se nos acercan preguntándonos por un borrador de acuerdos específicos para propósitos particulares. También ayudamos a los investigadores en el proceso de implementación de los proyectos. El manejo de la propiedad intelectual es una constante durante todo el ciclo de vida de un proyecto, y continúa cuando el proyecto termina o se transforma en otro.

A futuro, vemos la difusión y la adopción de las herramientas de manejo de la propiedad intelectual en toda la organización como una actividad crucial, de modo que los investigadores adopten dichas herramientas y las pongan en funcionamiento en sus esfuerzos de R&D2 para el beneficio final de los agricultores en los trópicos.

Dando cierre a #CIAT50

En 2017, el CIAT celebró 50 años de investigación agrícola e impacto en el desarrollo. Durante todo el año, el Centro hizo un reconocimiento a las personas extraordinarias detrás de sus logros, sus cientos de socios en todo el mundo y sus donantes, sin los cuales ninguno de ellos habría sido posible.

CIAT también miró hacia delante los retos y las oportunidades emergentes. En particular, durante las celebraciones de #CIAT50 realizadas en todo el mundo, tomamos nota de los excelentes comentarios y sugerencias por parte de nuestro personal, socios y colaboradores. Esto nos ha motivado a empezar a trazar vías novedosas de investigación para el desarrollo hacia futuro, y ha reafirmado nuestro compromiso de alimentar el planeta y ofrecer mejores negocios tanto para los agricultores como para los consumidores.

#CIAT50 ha sido:

Eventos regionales

Compendio escrito de la historia del CIAT

Un nuevo mapa de ruta para el CIAT en África

Logros

Visiones de la sostenibilidad alimentaria futura

Participantes

Oradores

1 PRESIDENTE

3 MINISTROS

1 SECRETARIA DEL GABINETE

Impresiones en Twitter

Notas en los medios

Miles de fotos

Docenas de
videos

Publicaciones

Nuestra selección de 2017

ARTÍCULOS DE REVISTAS ARBITRADAS EN 2017

%

ES DE ACCESO ABIERTO
<script type='text/javascript' src='https://d1bxh8uas1mnw7.cloudfront.net/assets/embed.js'></script>
Estas tortas de Altimetrics brindan una colorida visualización del tipo y nivel de atención que reciben las publicaciones en línea.

Imbach, P., Fung, E., Hannah, L., Navarro-Racines, C. E., Roubik, D. W., Ricketts, T.H., Harvey, C.A., Donatti, C. I., Läderach, P., Locatelli, B., Roehrdanz, P.R.. 2017. Coupling of pollination services and coffee suitability under climate change. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America. National Academy of Sciences, 1-5 p. https://doi.org/10.1073/pnas.1617940114

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/88002

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1073/pnas.1617940114" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Zomer, R. J., Bossio, D., Sommer, R., Verchot, L.V., 2017. Global Sequestration Potential of Increased Organic Carbon in Cropland Soils. Scientific Reports. 7: 15554. https://dx.doi.org/10.1038/s41598-017-15794-8

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/89405

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1038/s41598-017-15794-8" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Gomez Selvaraj, M., Ishizaki, T., Valencia, M., Ogawa, S., Dedicova, B., Ogata, T., Yoshiwara, K., Maruyama, K., Kusano, M., Saito, K., Takahashi, F., Shinozaki, K., Nakashima, K., Ishitani, M., 2017. Overexpression  of  an  Arabidopsis  thaliana  galactinol  synthase  gene  improves  drought tolerance in transgenic rice and increased grain yield in the field. Plant Biotechnology Journal .1-38 p. https://dx.doi.org/10.1111/pbi.12731

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/80683

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1111/pbi.12731" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Campbell, B.M, Beare, D., Bennett, E.M., Hall-Spencer, J.M., Ingram, J., Jaramillo, F., Ortiz, R., Ramankutty, N., Sayer, J.A., Shindell, D. 2017. Agriculture production as a major driver of the Earth system exceeding planetary boundaries. Ecology and Society. Resilience Alliance Publications, 22(4): 8.  https://doi.org/10.5751/ES-09595-220408

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/88983

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.5751/ES-09595-220408" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Gumbricht, T., Roman-Cuesta, R.M., Verchot, L., Herold, M., Wittmann, F., Householder, E., Herold, N., Murdiyarso, D., 2017. An expert system model for mapping tropical wetlands and peatlands reveals South America as the largest contributor. Global Change Biology.  23(9): 3581-3599. https://doi.org/10.1111/gcb.13689

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/81497

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1111/gcb.13689" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Murray-Kolb, L.E., Wenger, M.J., Scott, S.P., Rhoten, S.E., Lungaho, M., Haas, J.D. 2017. Consumption of Iron-Biofortified Beans Positively Affects Cognitive Performance in 18- to 27-Year-Old Rwandan Female College Students in an 18-Week Randomized Controlled Efficacy Trial. The Journal of Nutrition. American Society for Nutrition, 1-9 p. https://doi.org/10.3945/jn.117.255356

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/88241

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.3945/jn.117.255356" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Zimmerer, K.S., De Haan, S.,. 2017. Agrobiodiversity and a sustainable food future. Nature Plants.  3: 17047. https://dx.doi.org/10.1038/nplants.2017.47

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/81385

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1038/nplants.2017.47" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Kissling, W. D., Ahumada, J.A, Bowser, A., Fernandez, M., Fernández, N., García, E.A., Guralnick, R.P., Isaac, N., Kelling, S., Los, W., McRae, L., Mihoub, J.B., Obst, M., Santamaria, M., Skidmore, A.K., Williams, K. J., Agosti, D., Amariles, D., Arvanitidis, Ch., Bastin, L., De Leo, F., Egloff, W., Elith, J., Hobern, D., Martin, D., Pereira, H.M., Pesole, G., Peterseil, J., Saarenmaa, H., Schigel, D., Schmeller, D.S., Segata, N., Turak, E., Uhlir, P.F., Wee, B., Hardisty, A.R. 2017. Building essential biodiversity variables (EBVs) of species distribution and abundance at a global scale. Biological Reviews 1-26 p. https://doi.org/10.1111/brv.12359

Enlace en CGSpace: https://hdl.handle.net/10568/83289

<div data-badge-popover="right" data-badge-type="medium-donut" data-doi="10.1111/brv.12359" data-hide-no-mentions="true" class="altmetric-embed"></div>

Datos financieros destacados

El año 2017 marcó un hito importante para el CIAT en tanto que el Centro celebró su 50 aniversario. Se realizaron eventos especiales en Hanói, Nairobi, Managua y Cali para conmemorar cinco décadas de investigación colaborativa en agricultura para el desarrollo, junto con nuestros numerosos socios y donantes en todo el mundo.

Colombia, el país anfitrión de la sede principal del CIAT, hizo significativas contribuciones al Centro. El Presidente Santos asistió a las celebraciones en Cali y reiteró el compromiso de Colombia para apoyar el nuevo centro de recursos genéticos del CIAT Semillas del Futuro con un desembolso de 10 mil millones de pesos. La fundación colombiana Mario Santo Domingo también comprometió 1.500 millones de pesos para Semillas del Futuro, siendo pioneros de un sector filantrópico naciente en el país.

El Presidente Santos además otorgó al CIAT la Orden Nacional al Mérito en el grado de Cruz de Plata, el mayor reconocimiento que puede recibir una organización internacional en Colombia.

Una evaluación actualizada del impacto colaborativo del CIAT reveló que los beneficios económicos totales generados en su mayoría por la adopción de variedades mejoradas de cultivos registraron la extraordinaria cifra de US$40 mil millones en los últimos 50 años. Para ayudar a orientar su programación e inversiones estratégicas, el CIAT se compromete a aportar más evidencia de su impacto en otras áreas, por ejemplo, el manejo de recursos naturales, sistemas alimentarios e incidencia en políticas.

En diciembre, HarvestPlus recibió una subvención de US$15 millones del reto 100&Cambio de la Fundación MacArthur por su trabajo en uno de los mayores problemas del mundo: el hambre oculta. HarvestPlus usará la subvención para expandir sus operaciones y la distribución de semilla biofortificada, asegurando que más comunidades tengan siempre acceso a cultivos que sean más nutritivos, resilientes y de alto rendimiento.

Los ingresos totales del CIAT en 2017 alcanzaron los US$84.5 millones contra US$94.5 millones en 2016, una reducción equivalente al 11% que se explica por una disminución del 27% en las Ventanas 1 & 2 (CGIAR) y 8% en la financiación de Ventana 3, y un aumento del 15% en fondos bilaterales.

A pesar de la disminución en los ingresos totales, la tasa diaria de gasto sigue conservando casi el mismo nivel que a finales de 2016 (193 en 2017 vs. 192 en 2016). Esto en parte se explica por el hecho de que los costos de colaboración de CGIAR, que se excluyen del cálculo del costo diario, sufrieron la mayor reducción, el 40% comparado con el año 2016. En términos de suficiencia de las reservas, el CIAT terminó el año con 123 días de reservas, lo que representa una pérdida de 9 días en comparación con 2016, pero sigue por encima del mínimo recomendado de CGIAR de 75–90 días.

Dado que los fondos de CGIAR a través de las Ventanas 1 y 2 siguen siendo inciertos, el CIAT ha estado buscando exitosamente fuentes alternativas a través de acuerdos bilaterales. El CIAT cuenta con unas bases organizacionales, científicas y financieras fuertes sobre las cuales puede emprender nuevas direcciones de investigación y alianzas durante la próxima década.

Partiendo de 50 años de experiencia, el CIAT seguirá comprometido para producir investigación científica independiente que los formuladores de políticas y agricultores puedan usar para impulsar la productividad, competitividad y sostenibilidad de la agricultura. En resumen, el Centro continuará demostrando el enorme potencial de su ciencia para ayudar a lograr la sostenibilidad alimentaria futura para todos.

  2017 2016
Ingresos de subvenciones    
Ventanas 1 & 2 (CGIAR)   29.965   40.944
Ventana 3   28.985   31.388
Bilaterales   25.258   21.903
Ingresos totales de subvenciones   84.208   94.235
Otros ingresos y ganancias        305        243
Ingresos totales   84.513   94.478
Gastos y pérdidas    
Gastos de investigación   52.844   49.888
Gastos de colaboradores CGIAR   14.107   23.007
Gastos de colaboradores no-CGIAR   12.624   15.242
Gastos generales y de administración     7.594     7.689
Gastos y pérdidas totales   87.169   95.826
Excedente/(déficit) operacional    (2.656)   (1.348)
Ganancia/(pérdida) por venta de activos        (94)         85
Otros costos no operacionales       (972)         35
Ingresos financieros     1.131     1.133
Gastos financieros        (36)      (179)
Excedente/(déficit) para el año    (2.627)      (274)

Donantes y socios

Agradecemos a todas las organizaciones que han apoyado nuestros esfuerzos para forjar la sostenibilidad alimentaria futura desde 1967 y han permitido que el CIAT avance en sus objetivos de reducir el hambre y la pobreza, y mejorar la nutrición humana en los trópicos. La investigación del CIAT es posible gracias al Fondo de CGIAR que cuenta con múltiples donantes, así como a las subvenciones de numerosas organizaciones, algunas de ellas también donantes del Fondo.

Filipinas

• Banco Alemán de Desarrollo (KFW)
• Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
• Banco Mundial
• Centro Australiano para la Investigación Agrícola Internacional (ACIAR)
• Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (CORMACARENA), Colombia
• Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), Colombia
• Dow AgroSciences, Estados Unidos
• Fundación Nacional de Ciencia de Suiza (SNSF)
• Irish Aid
• República Popular de la China

• Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (NORAD)
• Centro Internacional de Investigación para las Ciencias Agrícolas del Japón (JIRCAS)
• Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC), Canadá
• Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), Colombia
• Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DfID)
• Departamento de Estado de los Estados Unidos (USDS)
• DuPont Pioneer, Estados Unidos
• Fondo Monsanto, Estados Unidos
• Fundación Howard G. Buffett, Estados Unidos
• Gobierno Federal de México
• Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), Perú
• Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MALF), Kenia
• Ministerio de Relaciones Exteriores (MFA), Noruega
• Mondelez Europe GmbH (MDLZ)
• Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)
• Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
• Solidaridad, Países Bajos
• UTZ Certified, Países Bajos

• Academia China de Ciencias Agrícolas Tropicales (CATAS)
• Agencia Austríaca para el Desarrollo (ADA)
• Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ASDI)
• Bayer S.A., Colombia
• Catholic Relief Services (CRS), Estados Unidos
• Centro Internacional para el Desarrollo de Fertilizantes (IFDC)
• Centro Técnico de Cooperación Agrícola y Rural (CTA)
• Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural (NERC), Reino Unido
• Cooperativa de Asistencia y Auxilio a Cualquier Parte del Mundo (CARE), Estados Unidos
• Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), Estados Unidos
• Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), Honduras
• Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa)
• Empresas Públicas de Medellín (EPM), Colombia
• Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM)
• Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro)
• Fundación Ford, Estados Unidos
• Fundación Nacional de Ciencia de Suiza (SNSF)
• Fundación Nacional de Ciencias (NSF), Estados Unidos
• Heifer International, Estados Unidos
• Ingredion Incorporated, Estados Unidos
• Instituto de Investigación Nutricional (IIN), Perú
• Instituto Global de Crecimiento Verde (GGGI)
• Instituto Nacional Francés de Investigación Agrícola (INRA)
• Investigación Mundial del Café (WCR)
• ITAD Limited, Reino Unido
• Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)
• Proyecto-Asociación Aldea Global, Nicaragua
• Reino de Tailandia
• Syngenta, Suiza
• The Nature Conservancy (TNC), Estados Unidos
• Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)
• United Way Worldwide (UWW)
• Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas (SLU)

CIAT en Perspectiva 2017-2018