Investigación en arroz

El arroz (Oryza sativa) es el grano alimenticio más importante en América Latina y el Caribe (ALC), que brinda a los consumidores de escasos recursos, en particular, más calorías que cualquier otro cultivo de primera necesidad. En esta región de rápido crecimiento urbano, el fuerte atractivo del arroz  corresponde a su conveniencia y sus muchas bondades alimenticias.

La investigación multidisciplinaria en arroz contribuye a que el sector arrocero de la región sea más eco-eficiente productivo y competitivo así como resiliente y sostenible para que esté preparado para contribuir a una causa aún mayor: la seguridad alimentaria regional y mundial.

Mejoramiento regional del arroz con potenciales beneficios mundiales

El Programa de Arroz del CIAT ha contribuido al desarrollo de casi el 60% de las 400 variedades mejoradas liberadas por países en ALC hasta ahora. Esto habla por sí solo de la importancia del mejoramiento convencional que lleva a cabo el Centro mediante técnicas de selección recurrente, que desarrollan líneas de arroz con altos rendimientos y resistencia a plagas y enfermedades para entornos con sistemas de riego y de secano.

En las últimas dos décadas, los investigadores del CIAT han desarrollado nuevas generaciones de arroz mejorado que son especialmente idóneas para los diversos entornos arroceros y las prácticas predominantes de la región, que a su vez muestran un mayor potencial de rendimiento bajo estas condiciones. En años recientes, los mejoradores del Centro también han desarrollado líneas de arroz enriquecido a nivel nutricional que contienen altos niveles de dos micronutrientes claves hierro y zinc.

Para apoyar el mejoramiento del arroz, investigadores del CIAT desarrollan métodos eficientes para tareas como el tamizaje de la resistencia a las plagas y ensayos de la calidad y los micronutrientes del grano.

Un reto importante para la investigación mundial en arroz estriba en elevar el potencial de rendimiento del cultivo, el cual ha permanecido estancado en las últimas décadas, incluso cuando la demanda del grano más importante del planeta ha continuado en aumento. El CIAT contribuye de diversas maneras a un esfuerzo mundial concertado para afrontar ese reto. Una de ellas se enfoca en la introgresión de alelos de especies silvestres parientes del arroz en las variedades cultivadas. Otra manera tiene que ver con la explotación de tecnología de arroz híbrido.

Herramientas de la biotecnología

El mejoramiento del arroz en el CIAT aprovecha las distintas técnicas de la biotecnología. Los científicos del Centro han desarrollado distintas herramientas genómicas para el descubrimiento de genes, así como métodos de selección con ayuda de marcadores para conferir resistencia al virus hoja blanca, el añublo y la cigarrita del arroz, y tolerancia a las bajas temperaturas.

Con respecto a ese trabajo, los investigadores del Centro emplean métodos de identificación genética de ADN para el reconocimiento de las variedades, al igual que para la caracterización genética y fenotípica de las poblaciones de patógenos.

Además, el CIAT emplea plataformas de genotipificación y fenotipificación para estudiar la transgénesis de las líneas de arroz a fin de conferir resistencia al virus hoja blanca y al añublo de la vaina, tolerancia a la sequía y eficiencia en el uso de agua y nutrientes.

Colaboración visionaria

El Programa de Arroz del CIAT trabaja en alianza con una amplia gama de organizaciones nacionales e internacionales, con fuerte énfasis en el fortalecimiento de las capacidades.

Dentro de la región ALC, gran parte de esta colaboración se centra en el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR). Este Fondo es un consorcio voluntario de más de 30 organizaciones de los sectores público y privado de 17 países, dedicado al desarrollo de nuevas tecnologías para la producción sostenible de arroz. Sus miembros planifican la agenda de investigación y proveen financiación para el desarrollo de tecnologías que satisfagan las demandas que comparten en común.

Desde la fundación del FLAR en 1995, ha obtenido un impresionante récord de logros tecnológicos, con el desarrollo de docenas de variedades mejoradas que brindan altos rendimientos y que son especialmente idóneas para los diversos entornos arroceros de la región. El FLAR también ha sentado las bases para una revolución agronómica, mediante la cual los rendimientos promedio del arroz se pueden incrementar en 2 toneladas por hectárea.

Programas de Investigación de CGIAR

La investigación en arroz del CIAT en América Latina y el Caribe contribuye de manera significativa a uno de los Programas de Investigación de CGIAR que trabaja en arroz, conocido como: